28 septiembre, 2016

Keving y David

Keving y David

En una calurosa noche del 17 de febrero del año 2014, Keving recibía y recibía correos, algunos eran importante por la U, mientras otros simplemente eran spam; Keving justo ese día quiso limpiar su carpeta spam, vio muchos correos de la red social Badoo, cuya red social él ha estado ignorando por años; antes de limpiar la carpeta abrió un correo de este, donde señalaba que mucha gente lo esperaba conocer.

Keving por curiosidad ingresó en el formulario su edad y su nombre completo, él pensaba que no iba a conocer a nadie en esta red social; pues pensó mal, ya resignado de ver tanta gente por así decirlo sin “integridad” apareció en su pantalla un like a su perfil, vio de quien era ese like y sorprendido quedó al ver a alguien tan tierno y con una hermosa sonrisa. David al recibir este like de vuelta sintió gran felicidad y de inmediato respondió el mensaje de Keving con un “Hola”. Keving en ese momento le comento que iba a cerrar la cuenta, si quería hablaban en otra red social. David respondió de manera positiva y se agregaron a WhatsApp, ya que David igual iba a cerrar la cuenta en Badoo.

Keving y David

Al día siguiente no hablaron durante todo el día, hasta las 9 de noche, cuando David saluda a Keving, hablaron gran parte de la noche. David tenía que cuidar el departamento de su tía; lo iba a cuidar con su mejor amiga, se le ocurrió una idea a su amiga, porque no invitar a keving, ella quería conocer a la persona que a David hacía sonreír. Invitaron a keving y este aceptó

-A las 11:00 de la noche Keving llego al metro.
-A las 11:04 Salió David y su amiga a buscarlo.
-A las 11:15 Se encontraron con Keving; el saludo de este fue de mano y un beso en la mejilla.
-A las 11:23 Llegaron al depto. De la tía de David; la conversación entre los 3 fue cada vez más fluida.
-A las 12:52 La amiga de David se fue a su casa, dejando a estos 2 solos.

Keving y David siguieron conversando hasta que en un minuto de silencio David le dijo que se sentara a su lado, en ese momento casi como un reflejo toman sus manos y logran darse su primer beso.

Duración: 2 Años
Relación: Estable

Keving y David

HISTORIAS RECIENTES