Andy y Madeleine

 

La apertura de esta historia tiene todos los indicios de una película independiente.

La fecha estaba marcada en el calendario, Andy iba como periodista a cubrir un concierto de una banda de K-Pop, al igual que Madeleine, quien en este momento no se percató que alguien la estaba mirando; Andy quedo asombrado con la belleza de Madeleine, desde ese día guardo su imagen en un rincón de los recuerdos.

Pasaron los días, las semanas y los meses, el corazón de Andy estaba tranquilo, igual que el de Madeleine, estaban en distintas partes de la ciudad, pero ese día en la noche, se iban a encontrar sin que ninguno lo supiera, ese día fue el comienzo de todo. Madeleine acompaño a una amiga a una fiesta, una disco no muy de su gusto, Andy por su parte estaba también camino a la misma fiesta como apoyo moral porque él es mas de ir a tocatas.

La oscuridad y las luces creaban el ambiente esa noche. Andy estaba bailando en una de las pistas de la fiesta con su amiga, mientras la otra amiga tomaba fotografías a los asistentes los chicos se tenían que mover con ella, para que no quedara sola. Luego de unas horas el ambiente se agito más y las miradas se cruzaban con la gente alrededor, hasta que en un instante Madeleine y Andy cruzaron miradas, ambos pensaron que se habían visto en algún lugar, pero no sabían dónde ni cuándo. La fiesta siguió y la amiga de Madeleine le dijo que le había gustado Andy, y que por favor se acercara a él, porque le daba vergüenza ir ella, Madeleine se acercó a Andy, este último estaba algo nervioso, ya que reconoció a esa chica que había visto una vez en algún lugar, Madeleine no se acordaba tanto de Andy, ya que Andy había cambiado debido a que hace muy pocos días había informado a través de sus redes sociales que él es un hombre transgénero; empezaron a bailar, cada vez se encontraban más cerca, el espacio entre ellos cada vez era más reducido, iban a entablar la conversación y la amiga de Madeleine llega a interrumpir sacando al Andy de la pista para pedirle el Whatsapp, Andy con mucho recelo le dijo que no lo daba a desconocidos, pero si quería le daba su Instagram. Pasaron las horas y ya era el otro día, Andy despertó, reviso su celular y vio un “me gusta” de un usuario que no conocía, abrió la cuenta y vio que era Madeleine, la felicidad era mucha, nunca pensó que el destino le iba a dar una 3era oportunidad para hablar con Madeleine; Andy, de manera inmediata se metió al usuario de Madeleine y le envió un mensaje, allí esta última le comenta, que su amiga le había dado su Instagram para mostrar lo bello que era el Andy, cuyo pensamiento era mutuo, ya que Madeleine pensaba lo mismo que la amiga.

Los chicos ya se habían encontrado, en vivo y ahora en Instagram, una conversación era lo que faltaba ,ahora Andy la comenzó, Madeleine la siguió, todo con mucha fluidez, estas conversaciones se fueron haciendo más largas mientras pasaban los días, al pasar los días cambiaron de plataformas y fueron llevadas a whatsapp, los temas de sus largas charlas eran de música, conciertos, los gatos, las historias; cada una de estas charlas era pavimento para su primera cita que fue esa misma semana. Las semanas pasaron y los encuentros eran más seguidos, ya que los chicos trabajan en el mundo de la música y encontrarse en conciertos de bandas era recurrente, cada concierto que había los chicos entablaban más su amistad, hasta que se dieron cuenta que había una química evidente, las chicos empezaron a salir todos los días cuando se dieron cuenta de esto, en unas de esas salidas llego su primer beso, dando el inicio y la seguridad de que ambos sentían lo mismo a pesar de los miedos que tenían por relaciones pasadas, y a pesar que Andy es transgénero, Madeleine nunca se cuestionó lo que sentía. Pasaban el tiempo juntos, y sin darse cuenta ya estaban viviendo en el departamento de Andy, formando una familia con su gata, erizo y actualmente su perrita.

Duración: un año y cuatro meses.
Relación: Estable.

Canción: Lullatone — A blanket of snow spotted from under the blankets