Alvaro y Francisco

 

10 de enero del 2015, Como todo en esta historia, el inicio es bastante poco común. Alvaro y Francisco están en una aplicación(manhunt) para encuentros de personas en sus pc. A Alvaro le llama la atención el perfil de Fran y decide escribirle un mensaje; al cual Fran responde algo apurado ya que se dispone a salir, cabe mencionar que el perfil de Alvaro no tiene foto y una descripción muy escueta, así que a Álvaro le sorprendió que Fran le contestara de manera rápida; quedan en volver hablar he intercambian números de teléfono.

Luego del intercambio de números se juntan por primera vez un día martes, pero por Whatsapp comienzan una conversación algo cortada por los nervios de ambos, así que a Fran se le ocurre el “MARTES DE PREGUNTAS”, el cual consiste en hacer una pregunta y la otra parte responde y hace otra pregunta que no puede ser la misma; para ambos, es evidente que tienen pocas cosas en común, Francisco es solitario, tranquilo, le gusta leer, el cine, la música y es de poco amigos; en cambio Álvaro tiene una personalidad más sociable, le gusta el carrete, tiene muchos amigos y de libros y cine no sabe mucho.

Francisco piensa: “no creo que esto tenga mucho futuro, pero ya que estamos en esto vamos a intentarlo”.

Así transcurren los días hasta que ambos se ponen de acuerdo para ir al cine el día sábado; ese día fue un mar de problemas para Alvaro desde una inundación en el baño de su casa hasta llegar atrasado más de una hora; Francisco estaba confundido, la verdad nunca había esperado a nadie por tanto tiempo, en especial en una primera cita, y no entendía por qué todavía estaba esperándolo, Álvaro llego al punto de encuentro, mientras Francisco, sentado en un muro frente a la entrada del centro comercial, lo miraba curioso.

– Ya llegué – le escribe Álvaro por WhatsApp
– Ya lo sé
– ¿Dónde estás?
– Acá, te estoy mirando. No me imagine que vendrías con camisa
Álvaro se pone a reír al darse cuenta que francisco lo está mirando y él no sabe dónde se encuentra.
– No te veo, ¿cómo estas vestido?
– ¿Cuál es mi color favorito? – pregunta Francisco

Alvaro se pone a buscar cualquier persona que tenga alguna prenda anaranjada, el color favorito de Francisco, y entre la multitud ve una mano levantada que le hace señas. Se acerca al muro donde está sentado Francisco y lo saluda; no hablan mucho mientras suben al cine, ambos no saben muy bien como acercarse al otro. Hasta que durante la película se toman de las manos, se abrazan y se dan su primer beso. Al salir del cine deciden ir a tomar algo para luego irse cada uno a su hogar momento en el cual Alvaro comienza a sufrir de un cólico a lo cual Fran piensa que es “una excusa para arrancar”.


Siguieron en contacto hasta la próxima cita la cual sería el 20 de enero, Alvaro pasa a buscar a Fran a su trabajo y se van a donde vive este último; al pasar la horas Alvaro induce a Fran para que le pida pololeo y entre risas ambos comienzan esta relación. Y así pasan los primeros meses, Francisco debe mudarse a Valparaíso y Álvaro prácticamente comienza a vivir con él. Cada uno empieza a aportar algo en la vida del otro, Álvaro saca a Francisco a fiestas, cosa que no hacía en mucho tiempo, cocinan, y siempre sale con sus locuras que sorprenden a Francisco. Por otro lado, Francisco le enseña películas a Álvaro, libros, lugares de Valparaíso, oír sus vinilos.

A los ocho meses de relación Francisco propone la idea de vivir juntos, a lo que Álvaro sin pensársela mucho acepta y comienzan a vivir juntos en Viña del mar. De más está mencionar los sucesos anecdóticos que viven y que ya están acostumbrados en su relación. Al año y medio después llega Pakkun, su mascota, pero que por raro que parezca a los ojos del resto, pasara como a ser el hijo de los jóvenes. Pakkun es un Pug Carlino de cuatro meses, que será el último integrante en completar esta familia tan particular y con aventuras tan dispares.

Duración: 3 años y Diez meses
Relación: Estable

 

Canción: Lullatone – trying something again (again)