28 septiembre, 2016

Cristóbal y Felipe

Cristóbal y Felipe

Era una tarde de verano, eran las 14:42 y Cristóbal recibió unas notificaciones. Felipe lo había agregado y comentado. Cristóbal instantáneamente encontró lindo a Felipe, así que con vergüenza y timidez él le respondió; luego Cristóbal quiso también dejarle un mensaje por Instagram así que él igual le comento. Allí Felipe en medio de su trabajo recibe la notificación, como Cristóbal, Felipe igual le respondió de una manera automática, en ese momento ellos pensaron y quisieron pasarse los WhatsApp, comenzaron a charlar de una forma que no había nadie que los parara, cada vez encontraban más cosas en común, sus gustos, las cosas que hacían en la vida.

Llegó el día, era invierno, se veía como las hojas caían; en el calendario estaba marcada la fecha.

-10 de agosto en metro Baquedano juntar con Felipe.

Fecha que llegó y se cumplió, Cristóbal estaba a la espera de él a las afueras de la estación; se vieron y Cristóbal no sabía cómo saludar a Felipe un apretón de manos fue lo primero que se le ocurrió. Saliendo de la estación fueron a la Exposición World Press Photo del año 2014; Cristóbal pensó en todo momento que a Felipe no le iba a gustar, no sabía el porqué, pero Cristóbal estaba muy nervioso. Este mismo nerviosismo llevó a un silencio entre las fotografías de la exposición; que mágicamente le gusto a ambos.

Cristóbal y Felipe

Pasando los minutos comenzó una charla sobre qué fotografía estaba mejor y el por qué les había gustado, siguieron pasando los minutos e invadió la idea de ir a Starbucks, Felipe quiso invitar a Cristóbal a tomar un Mocaccino, entre el humo del Mocachino y la grata conversación pasaron horas de charlas hasta que se formó un atardecer precioso digno de un invierno de agosto. Felipe al notar le comentó a Cristóbal, si le gustaría caminar? Y Cristóbal responde instantáneamente que SI. Una caminata hasta salvador; decidieron tomar el metro en ese lugar, no moverse hasta llegar la noche, ver como las luces se movían en la fuente del Parque Balmaceda, observar cómo la gente pasaba y ver el contraste que se creaba con las fuertes luces de los autos. Era el momento en que fijaban en todo y a la vez en nada, el silencio incómodo en ningún momento los dominó; la fluidez en sus hablas fue grata.

Al llegar la noche Felipe de una manera sorpresiva le da un piquito a Cristóbal, en ese momento Cristóbal de una forma sorprendida le dijo patudo, mientras los dos se sonrojaron; La inquietud entre ambos era evidente, en ese momento decidieron levantarse e ir a casa. Casualmente cuando se levantó Cristóbal quedó manchado con pintura en toda su ropa, la risa invadió a Felipe a ver como Cristóbal intentaba limpiarse. el nerviosismo y la tensión se había ido, eso pensaba Cristóbal mientras se limpiaba y miraba a Felipe de una manera no evidente; ya camino al metro Cristóbal tomó valor, y le da un beso a Felipe, en ese momento Cristóbal literalmente sintió mariposas en la guata; el beso fue la marca que inició todo y todavía no termina. Las citas más seguidos se hicieron y Felipe pidió pololeo; Cristóbal quedó sorprendido porque él pensó que ya estaban pololeando, no se necesitaban palabras para demostrar lo que sentían.

Duración: 2 Año 11 Meses
Relación: Estable

Cristóbal y Felipe

RECENT POSTS